Noticias
Niños y adolescentes en la Agenda Post-2015
Por
Felipe Jara E.
Publicado:
24 Septiembre 2015, 13:09
Leido 435 veces
niñas, niños y Voluntarios Maristas.
Durante el actual período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, entre los días 25 y 27 de septiembre se celebrará la “Cumbre para la aprobación de la Agenda de Desarrollo Post 2015”. Ahí quedarán definidos los objetivos que regirán al mundo hasta el 2030.
En 2010 se realizó una reunión de la Asamblea General para evaluar el progreso de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000 – 2015). Los Estados pidieron acelerar sus avances y elaborar un programa de desarrollo para los siguientes quince años.

El Secretario General de la ONU formó un Grupo de Alto Nivel para realizar esta tarea. Se hicieron consultas en todos los continentes con jóvenes, mujeres, parlamentarios, pueblos indígenas, comunidades locales, ONGs, empresas, sindicatos, etc. El reporte de síntesis fue entregado en mayo de 2013.

Posteriormente, se conformó un Grupo de Trabajo Abierto (“Open Working Group”) que llevó a cabo nuevas sesiones de consulta entre 2013 y 2014. En ese contexto, en varios países de América Latina, el Movimiento Mundial por la Infancia realizó consultas a niños, niñas y adolescentes, para que también quedaran plasmadas sus opiniones.

Esta coalición de organizaciones - de la cual FMSI forma parte -, ha insistido en que los derechos de todos los niños y niñas, particularmente de los más vulnerables, deben estar en el centro de los nuevos Objetivos de Desarrollo, a fin de evitar que millones de niños queden excluidos del progreso logrado en la última década.

Se les invitó a priorizar los objetivos y pensar en la situación de los niños, niñas y adolescentes en el 2030. En la consulta realizada en Chile participaron 1.001 niños de distintas realidades geográficas y socioeconómicas, de los cuales 240 eran de colegios Maristas. En sus respuestas expresaron que:

• El objetivo más urgente para el país: Erradicar la Pobreza.
• El objetivo más difícil de lograr: Erradicar la Pobreza.
• El objetivo que es menos urgente: Asegurar la energía sostenible.
• El objetivo que más podría beneficiar a los niños del mundo: Proporcionar educación de calidad.

Destacaron cuánto valoran que se les pregunte su opinión y la preocupación que les genera la desigualdad social. También quedó de manifiesto la relevancia que tiene para ellos una educación de calidad y la importancia de crecer en entornos familiares protectores.

Un año más tarde, el Movimiento Mundial por la Infancia elaboró una versión amigable de los 17 Objetivos que fueron propuestos por el “Open Working Group” en su informe final. Este material llamado “El mundo que queremos”, permitió a los niños conocer y comprender los objetivos. Y nuevamente se les consultó ¿Qué es importante para ustedes y no está siendo considerado?, ¿Qué más se debería incluir para garantizar los derechos de niños, niñas y adolescentes?

Durante el mes de octubre de 2014, 1.080 niños y adolescentes de Brasil, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Uruguay, Colombia, Chile, Perú y México participaron de encuentros para discutir estas preguntas. Casi la mitad de los consultados fueron estudiantes maristas. Como fruto de su reflexión priorizaron los siguientes objetivos:

1° Acabar con la pobreza, para evitar la discriminación por motivos económicos. Las autoridades deben estar siempre atentas a las necesidades sociales y a la distribución justa del dinero.

2° Educación de calidad para romper con la discriminación. Que todas las personas, independientemente de su nivel socioeconómico, cuenten con herramientas para desarrollar su vocación mediante la educación.

3° Acabar con el hambre. Que los gobiernos faciliten la obtención de alimentos y que los países ricos apoyen a los más desfavorecidos.

4° Vida sana. Que existan hospitales y centros de salud de calidad en todas las localidades. En la educación deben formar sobre el autocuidado, la autoestima, sobre las drogas y la salud mental.

5° Vivir en paz para terminar con la violencia. Se debe proteger a los niños que están expuestos a situaciones de violencia. Hace falta terminar con la desigualdad para acabar con la violencia, porque vivir en paz es un derecho humano.

El impacto que generó este proceso motivó a otros países a replicar la experiencia; la versión amigable se tradujo a más de diez idiomas. También motivó para que los mismos niños pudieran presentar los resultados a las autoridades de sus países y en Naciones Unidas.

En marzo de 2015, cuando se retomaron las negociaciones sobre la Agenda Post 2015, dos adolescentes (de Brasil y de Chile) viajaron a Nueva York y tuvieron la oportunidad de transmitir directamente la opinión de los niños de América Latina.

Ahora que ya han sido aprobados los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015 – 20130), el Movimiento Mundial por la Infancia y FMSI esperan seguir promoviendo que los mismos niños, niñas y adolescentes monitoreen el cumplimiento de las metas comprometidas. Que sus voces sean escuchadas por los gobiernos y por los actores decisivos de Naciones Unidas.



Texto original:

Hno. Álvaro Sepúlveda
Coordinador FMSI-Cono Sur.
Coordinador Equipo Solidaridad
 

Noticias Relacionadas
Despedida del Hno. Santiago Rosa
Publicado: 2 Diciembre 2016 / 551 Lecturas
Se inaugura Archivo-Histórico Patrimonial Marista
Publicado: 17 Noviembre 2016 / 1614 Lecturas
Obras educativas celebran Mes de María
Publicado: 14 Noviembre 2016 / 1232 Lecturas
Comentarios
comments powered by Disqus
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile