Noticias
El Patrimonio Carismático de los Mártires de Zaire
Por
Joaquín Meli U.
Publicado:
31 Octubre 2020
Leido 202 veces
Hermanos Mártires de Zaire
El 31 de octubre conmemoramos un aniversario más de los Mártires de Zaire. Cuatro Hermanos que dieron sus vidas en el servicio del más necesitado en una situación de extrema pobreza, incertidumbre y peligro. Desde 1996 en todos los Colegios Maristas de España y de Chile, principalmente, se han realizado diversos actos, oraciones y celebraciones para recordar la entrega de cuatro personas que vivieron el Carisma Marista hasta el extremo. 
Por Departamento de Archivo y Patrimonio Marista

 La respuesta puede ir por dos líneas, que, aunque distintas, convergen al final:

La primera acepción nos remite a lo que guardamos materialmente de Julio, Servando, Miguel Ángel y Fernando. En el Archivo Histórico Patrimonial Marista de Chile, se encuentra todo el fondo documental (cartas, postales, artículos, poemas, homenajes, ficha personal, títulos y diplomas, entre otros) y colecciones (caja de acuarelas, pinturas, su terno, etc.) del Hno. Fernando de la Fuente, que fueron recopilado por el Hno. Agustín Carazo y luego, divulgados en forma de libro el año 2006, con el título Santo para los demás ... Evocación del Hermano Fernando de la Fuente, el “chileno” martirizado en Zaire. En este punto no podemos olvidar las otras publicaciones sobre los Hermanos Julio Rodríguez (El Silencio de Dios. Diario de un misionero mártir, de Santiago Martín, publicado en 1997), Servando Mayor (Ni el día ni la hora, de Raúl Cremares, publicado en 1997), Miguel Ángel Isla (Miguel Ángel Isla: Morir para vivir. Itinerario espiritual de un mártir de hoy, de José Carrión, publicado en 1998) y finalmente, el libro de Manuel de Unciti, Amaron hasta el final. Muerte de cuatro Maristas en el Zaire, del año 1997. Estos son algunos títulos, entre tantas otras publicaciones en revistas, periódicos y noticias al respecto que, nos permiten acceder de manera más ordenada a la historia de los Hermanos Maristas en África.

Una segunda respuesta, podría ligarnos a hacer una lectura desde lo espiritual, lo carismático y lo cultural de esta experiencia de fe en la vida y la muerte. En un primer momento, su vocación de servicio al prójimo estuvo ligada a la desvinculación del terruño, el cambio de destino para continuar la formación como Hermano Marista y posteriormente, la educación de niños, niñas y adolescentes en una ciudad y país que no conocían. Una vez adaptados a la cultura del nuevo entorno, el espíritu se siguió moviendo inquieto y acelerado, la zona de confort se volvió una “barrera” para la entrega desinteresada. El llamado se materializó y dijeron sí. En Zaire, luego de unos meses de servicio en todos los ámbitos posibles y en condiciones casi imposibles, el panorama se complicó aún más y teniendo la posibilidad de volver a moverse, esta vez con más razones lógicas (preservación de la vida), deciden quedarse, para ser “... el apoyo principal de esta gente desamparada y ya sin esperanza” (Hno. Fernando de la Fuente, 1996). Deciden por el prójimo, por las 27.000 almas que han dejado a su paso los destructivos conflictos tribales y que, les impone la categoría de “refugiados” en las colinas de Bugobe-Nyamirangwe.

El Patrimonio Carismático Cultural Marista se compone de ambas expresiones: material e inmaterial. Mientras que la primera es tangible, observable y da cuenta de las creaciones físicas de la vida y cultura en la que los Maristas de Champagnat ejercen su misión. Es el componente intangible, proyectado como Carisma Marista, el sustrato inicial, puesto que desde ahí nacen y se crean las expresiones materiales (objetos, documentos, casas, colegios, etc.). La espiritualidad centrada en Jesús y María, vivida en fraternidad, permite que la misión se sustente en la materialidad. Es por eso que, si bien, tenemos abundantes vestigios materiales que nos recuerdan la vida y obra de los cuatro Mártires del Zaire, el patrimonio más importante que nos dejaron es la vivencia, actualización y transmisión del Carisma Marista que nace con Marcelino Champagnat y los primeros Hermanos, pero que es vivido y adaptado a las diferentes culturas, situaciones y experiencias, para que la evangelización por medio de la educación sea una realidad en cualquier contexto, independiente de las carencias, los conflictos, las crisis y las desigualdades sociales y económicas.
 

Comparte esta noticia
Galería
Noticias Relacionadas
Feliz Pascua de Reyes
Publicado: 6 Enero 2021 / 253 Lecturas
¡Feliz Navidad!
Publicado: 25 Diciembre 2020 / 92 Lecturas
Saludo Fiesta Patronal Asunción de María
Publicado: 15 Agosto 2020 / 219 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile