Noticias
Continúa la formación para Hermanos en Guatemala
Por
Joaquín Meli U.
Publicado:
24 Febrero 2020
Leido 369 veces
Hermanos en formación
Entre el 10 y el 14 de febrero, entre el grupo de jóvenes hermanos, desarrollamos la integración comunitaria del grupo con la realidad adyacente bajo la ayuda del Hno. Santiago Otero, de la Provincia de América Central, quien nos compartió la realidad socio-eclesial de Guatemala en el siglo XX y la presencia marista; adicional, la Hna. Rutilda Hernández, religiosa indígena quiché, del Instituto Secular de San Bonifacio, nos presentó una cosmovisión maya y su cultura.
La historia del país está marcada por realidades muy duras, resultado del sistema económico-político-social que ha favorecido a una pequeña élite dominante y privilegiada, causando grandes desigualdades, que hoy son signos preocupantes de muerte. No ha sido capaz de lograr la tranquilidad esperada o el desarrollo deseado, ya que la violencia y la inseguridad, el contrabando y el narcotráfico, la debilidad de las instituciones y la creciente impunidad, se suman a la pobreza extrema y la creciente exclusión social.

La Iglesia de Guatemala está compuesta por un pueblo que insiste en sobrevivir a los martirios del siglo pasado, y que aún hoy lidian con la inconsistencia de la práctica cristiana, donde hay una falta de testigos que se comprometan a denunciar los abusos sociales. Por este motivo, la gente común sabía cómo hacer su propio algo extraordinario, porque intentaron ser coherentes con su fe, ser sal y luz para el mundo, como Monseñor Juan José Gerardi, P. Hermógenes Coarchita, Fr. Victoria de la Roca, Fr. Alfonso Stessel, P. Walter Voordeckers, H. Moisés Cisneros, Rosalio Benito y muchos otros sacerdotes, hombres y mujeres, laicos catequistas mártires.

La cultura guatemalteca, multiétnica, multicultural y multilingüe, con sus 25 idiomas en 4 culturas, garantiza el respeto, el aprecio y el apoyo a la diversidad de los pueblos y sus expresiones culturales. La identidad de los pueblos originales es una oportunidad para profundizar el encuentro de la Iglesia con aquellos que luchan por reconocer sus derechos individuales y colectivos, sus valores y su cosmovisión: apertura y búsqueda constante de Dios, su relación armoniosa con la Madre Naturaleza.

Desde este contexto, visitamos las Iglesias de Nuestra Señora del Rosario, la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional de Guatemala, además de las obras maristas: Escuela Marista, donde el Hermano Moisés Cisneros fue martirizado, y el Liceo Guatemala. Los días 15 y 16 visitamos el lago de Atitlán, en el departamento de Sololá, rodeado de los volcanes Atitlán, San Pedro y Tolimán, así como las ciudades de Panajachel y San Juan La Laguna. En la ciudad de Chichicastenango, conocida por su religiosidad indígena quiché y su mercado local, donde se encuentran telas de diferentes colores y diseños típicos, tuvimos la oportunidad de visitar la comunidad de hermanos que reside en el Centro Pastoral Marista y trabaja en el Instituto Tecnológico Kiché.


Comisión de secretaría y crónicas.
ES - Hno. Juan Sebastián Herrera (Norandina)




Comparte esta noticia
Noticias Relacionadas
Ex Alumnos con Espíritu Solidario
Publicado: 7 Agosto 2020 / 122 Lecturas
2do Webinar CEIS Marista
Publicado: 29 Julio 2020 / 143 Lecturas
4to Conversatorio de la Mesa Bice
Publicado: 29 Julio 2020 / 106 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile