Noticias
Un Compromiso de Vida y Servicio
Por
Joaquín Meli U.
Publicado:
17 Junio 2020
Leido 323 veces
Reportaje Colegio de San Fernando
Siempre se habla que la excelencia de un servicio parte de un trabajo anónimo y eficiente, en dónde la calidad s va de la mano de una alta cuota de disposición y amor por el trabajo. Un aspecto que Avelino Díaz Serrano, el Tío Nino, ha cumplido con creces en sus más de 25 años de presencia laboral en el ISF, ingresando en el año 1992, siempre como auxiliar y hoy en día como encargado de este estamento colegial.  Reportaje por Cristián Barahona, colegio Marista de San Fernando.
Padre de dos hijos (Ignacio y Victoria) además de ser un chocho abuelo de Matías, su nieto de 11 años, el tío Nino ha sabido llenar el corazón de toda la familia marista de San Fernando: “He visto muchas generaciones de alumnos (as) del colegio, a veces no me acuerdo de todos los nombres, pero siempre me retribuyen con un abrazo y un lindo saludo”, señala Nino feliz con el cariño recibido.

Nacido un 28 de Marzo de 1966, en San Fernando, hizo sus estudios en el Colegio número 13 de Chimbarongo y posteriormente en el Liceo Neandro Schilling de la capital de Colchagua, destacando en sus habilidades manuales y el deporte, practicando atletismo y vóleibol en su juventud. El año 2016 se titula de Técnico en Construcción en el Instituto AIEP, lo cual vino a certificar toda su experiencia de años y al servicio de muchos: “Ser constante y disciplinado en la mejor virtud que se puede tener, lo que siempre me ha permitido lograr mis metas y también la de mis hijos”, afirma.

Amante del folclore hasta el día de hoy, en su vida marista le ha tocado ser partícipe de importantes hitos sectoriales que han marcado su presencia y carisma: “En el año 1999 participé del primer Encuentro de Auxiliares, el 2001 y 2016 nos tocó organizarlo en San Fernando. Pero uno de los momentos más importantes para mí fue ser parte del Evangelio de Chile en el año 2010, en representación de la comunidad marista de San Fernando”, señala.

Siempre atento, claro y con disposición, el tío Nino tiene la responsabilidad de la mantención y buen funcionamiento del colegio: “Es mucho trabajo, siempre atento a las necesidades que se van presentado y tratar de solucionarlas de la mejor manera, para lo cual es indispensable contar con un grupo de compañeros (as) de trabajo muy motivados y con experiencia, lo cual es fundamental para mantener la infraestructura colegial de la mejor manera. Sin ellos (as) no sería posible tener el colegio en las mejores condiciones”, concluye Avelino.

Las actividades colegiales son variadas. Olimpiadas deportivas, encuentros de artes, actos cívicos y las propias clases semanales, entre algunas, requieren de un colegio a punto y funcionando en las mejores condiciones. Como también con el compromiso de ofrecer las instalaciones para la comunidad de San Fernando, lo que siempre ha sido reconocido por las autoridades de la ciudad, otras instituciones y por sobre todo, de los ex alumnos (as) del ISF, quienes siempre llevan al Nino en sus corazones.

En 2019, en el aniversario colegial, se reconoció al Nino por sus 25 años de servicio en una cena de honor, la cual tuvo la presencia de toda la comunidad educativa marista, lo que motivó el afectuoso saludo de ex estudiantes del ISF, como es el caso de Patricia Hernández silva, quien mandó sus saludos por el Facebook colegial:” Querido Nino!!!!! Gran valor en el colegio! Siempre contento y dispuesto a ayudarnos en lo que fuese... un gran abrazo y te mereces con creces este reconocimiento.

Dentro de su sencillez y tranquilidad, nuestro querido Nino se da el tiempo para entregarnos una reflexión de su quehacer colegial durante todos estos años: “Entré joven y con muchos sueños a esta institución. Con el honor de haber compartido como hermanos maristas y laicos de una gran calidad humana y profesional, llenado el corazón y las almas a cientos de jóvenes egresados de este colegio, y lo que es mejor aún, que me han considerado en este gran proyecto educativo y me han permitido crecer en el día a día en cada una de las funciones que me han tocado desde me ingreso en el año 1992, por lo cual solo me queda agradecer por el cariño recibido por toda esta linda familia del ISF hasta el día de hoy, simplemente gracias.”



Comparte esta noticia
Galería
Noticias Relacionadas
Estrella del futuro: 1er Centro de Alumnos Limache
Publicado: 8 Julio 2020 / 316 Lecturas
El Olimpo de Moreira
Publicado: 30 Junio 2020 / 305 Lecturas
Exitoso primer Webinar Marista
Publicado: 24 Junio 2020 / 221 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile